TRENDING: Todos los detalles sobre el segundo padrón del Bono Familiar Universal Read More

TRENDING: Inician los “Sábados Culturales” en Maynas Read More

TRENDING: Las Bebidas Alcohólicas ayudan a tener Covid 19 Read More

TRENDING: Proyecto Ganadero Regional en San Martín Read More

TRENDING: Gobierno regional instala mercado itinerante Read More

pueblos indígenas
15 Septiembre, 2020

Cinco protectores de los pueblos indígenas fueron asesinados en 2020

Cinco ciudadanos protectores de los pueblos indígenas y los recursos naturales de la selva peruana fueron asesinados durante el 2020.

Así lo informó la Defensoría del Pueblo, a través de un comunicado, en el cual solicitan al Estado que brinde medidas efectivas de protección para los defensores ambientales.

La entidad lamentó la reciente muerte de Roberto Carlos Pacheco Villanueva, hijo del vicepresidente del Comité de Gestión de la Reserva Nacional Tambopata, Demetrio Pacheco Estaca, en Madre de Dios, quien previamente habría sido amenazado por la labor que realiza en protección de los bosques.

Igualmente en abril, fueron asesinados Arbildo Meléndez Grándes (Huánuco) y Benjamín Ríos Urimishi (Ucayali); en mayo, Gonzalo Pío Flores (Junín) y en julio, Lorenzo Wampagkit Yamil (Amazonas).

 “Bajo ningún supuesto puede permitirse el sacrificio de más vidas. Consideramos indispensable que, los subprefectos distritales, quienes son los encargados del otorgamiento de las garantías personales, atiendan sus pedidos con carácter de urgencia y se les brinde una atención inmediata en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio Público”, señaló el comunicado.

Ante el reciente crimen de Roberto Carlos Pacheco Villanueva, la entidad solicitó al Ministerio Público y a la Policía Nacional del Perú garanticen una investigación rápida, en la cual no debe obviarse como móvil la represalia por las labores de defensa de derechos humanos que desempeñaba el fallecido.

También pidió al Ministerio del Interior y al Ministerio Público adoptar las acciones necesarias para garantizar la vida e integridad de las personas defensoras de derechos humanos y pueblos indígenas, quienes junto a sus familiares deben recibir las garantías personales de manera oportuna.